En cual te gustaria pasar unos dias de relax?

Vilanova Rural ofrece 3 Casas Rurales para que puedas tener esos dias de descanso que estas buscando........ si crees que son de tu agrado no dudes en consultar sin ningun tipo de compromiso.



Casa "La Cosa Nostra"
Turismo Rural en Vilanova d'Alcolea



Casa "Paco el Churro"
Turismo Rural en Vilanova d'Alcolea



Casa "Ca Chaparro"
Turismo Rural en Vilanova d'Alcolea



Casa "Casa Manolo"
Turismo Rural en Vilanova d'Alcolea

Entorno Alcocebre

Entre la Costa del Azahar y la comarca interior del Maestrat se extiende Alcalá de Xivert, un municipio donde la montaña y el mar forman uno paisaje lleno de contrastes. A lo largo de sus diez kilómetros de costa aparecen cinco playas, de gran calidad, así como diversas calas vírgenes. Estas aguas Mediterráneas son idóneas para prácticar de deportes náuticos, como la pesca, la vela, o el submarinismo. Alcocebre es, además, un buen punto de partida desde el que acercarse al Parque Natural de las Islas Columbretes.

Numerosas rutas y senderos atraviesan el Parque Natural de la Sierra de Irta, el gran espacio natural de Alcocebre. Otros lugares interesantes son el humedal de L’Estany, y las dunas entre las playas del Carregador y la Romana. La gastronomía del lugar es también de lo más variada, con arroces y pescados entre sus platos más destacados.

Situacion
Situacion y comunicacion

ALCALÀ DE XIVERT se sitúa en una zona de privilegio dentro del litoral medirerraneo. Ubicado entre la Costa de Azahar y el Maestrat interior, nos sorprende con un original paisaje, rico, diverso y lleno de contrastes, donde los llanos y las montañas alternan con las playas y zonas rocosas del litoral. Allí, rodeada de historia, protegida por los montes de Irta y Murs, sobre una gran explanada de formación aluvial, nos encontramos con la villa de ALCALÀ DE XIVERT. Su complemento armónic o es el litoral costero, la sierra de Irta y los planos que se descubren a sus pies buscando el mar. Un entorno que hoy se nos presenta como único paisaje que conserva toda su autenticidad natural. Una extraordinaria riqueza que abarca desde la fauna y flora marina hasta la vegetación de montaña y costa. En su corazón encontramos Las Fuentes, Alcossebre y Cap i corb. Los tres núcleos nos ofrecen una importante infraestructura turística que, hermanada con el clima, el mar, las playas y la naturaleza, convierte el conjunto en un lugar idóneo para el veraneo y el descanso a lo largo de todo el año.

La orografía está compuesta principalmente por dos grandes sistemas montañosos que ocupan y componen buena parte del mapa municipal: la sierra de las Atalayas que ALCALÀ en su porción N.O. con sus alturas como Atalaya Grossa 635 metros, y la sierra de Irta, paralela al mar desde Alcossebre a Peñiscola, formando otras estribaciones menores como la sierra de Xivert que ocupa el centro geográfico territorial.

En cuanto a la red hidrográfica, se distingue por una serie de barrancos secos de tipología regional de cauces pedregosos entre los que cabe destacar el río Cuevas, también conocido en su último tramo como San Miguel, y las ramblas del Mas, Valldancher, Seguet y Estopet como las de mayor recorrido y entidad. El río Cuevas, llega a su desembocadura en el mar, cerca de la torre vigía y caserío de Cap i Corb, formando un delta pedregoso y un estanque conocido como “L’Estany”.

El medio climático es el típico mediterráneo, con medias térmicas que oscilan entre los 10°C en Enero y los 25°C de Agosto. Con una media anual de 15’8°C. Las precipitaciones son más bien escasas y concentradas básicamente en las estaciones de primavera y otoño.

Pasa por ALCALÀ DE XIVERT la carretera nacional N-340 y la autopista A-7 (con salida 44 Torreblanca-Alcossebre, y la 43 Benicarló-Peñíscola). También hay estación de la línea férrea Barcelona-Valencia. El aeropuerto de Manises se encuentra a 100 Km de ALCALÀ DE XIVERT. Hay servicios de autobús que comunican ALCALÀ DE XIVERT con todas las localidades costeras, así como varias líneas que realizan trayectos internacionales. Una compañía une diariamente los núcleos de ALCALÀ DE XIVERT y Alcossebre.

Sierra de Irta

Estos amplios parajes naturales permanecen salvaguardados de la acción urbanizadora del hombre.

La costa norte de Alcossebre nos muestra amplios parajes naturales salvaguardados de la acción urbanizadora del hombre, la Sierra de Irta.

Posee una vegetación autóctona rica y variada, se desarrolla toda una serie de flora típica mediterránea formando verdaderos conjuntos vegetales de notable importancia ecológica y forestal. La componen principalmente los matorrales semiáridos pudiéndose encontrar, entre otros, el fonoll, el llentiscle, el palmito, el romero, los brezos, las aliagas, el tomillo, rabo de gato, el espliego, las adelfas (baladre), madroños, fenás, zarzas, te de roca y poleo, jaras, enebros, manzanilla, etc.

Son varias las rutas de senderismo que podemos llevar a cabo por el gran espacio natural que es la Sierra de Irta.

Zonas humedas

L'Estay es un pequeño delta semisumergido en la desembocadura del rio San Miguel.

En la zona sur de Alcossebre, más concretamente en el núcleo de Cap i Corb, se encuentra situado “L’Estany”. Es un pequeño delta semisumergido que está formado en la desembocadura del rio San Miguel, se trata de una reducida extensión de agua, acumulada en una depresión del terreno.

La mayoría de las veces tiene muy poco agua, debido a la escasez de lluvias, por lo que el rio baja normalmente seco. Sin embargo en la última crecida formó un gran lago. La flora típica de “L’Estany” son los cañaverales y las adelfas.

Las Dunas

La duna está comprendida entre las playas del Carregador y la Romana cuyas arenas contribuyen a su formación. El conjunto está constituido por las rocas de base, las que forman la llamada Punta del Carregador, también llamado Roquer Martí. La altura de la duna tiene actualmente unos cuatro metros y la superficie ocupada por la duna comprenderá unos 6.000m2.


La duna está sometida a los vientos que de una o de otra playa la alcanzan, lo que le da una configuración irregular, no la de la clásica duna con figura de luna ; así pues está compuesta de numerosos pequeños montículos de escasa longitud. También esto trae como consecuencia la distribución irregular de la vegetación, mezclándose unas especies con otras.

La duna también está deformada por los bañistas, tanto los que en ella descansan como los que pasan de una playa a otra. Se forman senderos y se reduce la altura de la duna.

Esta duna no hace peligrar ningún cultivo y es digna de ser conservada. Es ejemplar único tanto en vegetación como en ubicación.

Informacion extraida de http://www.alcocebre.org/